Envíos y devoluciones

Recibirás información sobre el estado de sus pedidos a través del correo electrónico que facilite durante el proceso de su compra o desde su cuenta en la sección de los pedidos.

Recuerda que, según nuestras condiciones generales, es tu responsabilidad, como usuario, de comprobar que el producto recibido es el adquirido así como el buen estado de la mercancía (calidad y cantidad) en el momento de su entrega efectiva.

En el caso que quieras devolver un producto, lo tendrás que solicitar usando el formulario que hemos puesto a tu disposición o escribiendo al vendedor del producto.

Para devolver un producto roto o dañado, debes avisar de la incidencia en un plazo máximo de 24h a contar de la recepción del producto para que el vendedor pueda comunicarlo con el transportista y tramitar el seguro. En tal caso, el vendedor se hará cargo de los gastos de devolución.

Para devolver un producto defectuoso, caducado, equivocado o que no corresponde con la descripción hecha en nuestra web, debes avisar de la incidencia en un plazo de 72h a contar de la recepción del producto. En tal caso, el vendedor se hará cargo de los gastos de devolución.

Para devolver un producto por decisión propia, dispones de 14 días a contar de la fecha de recepción del producto para tramitar la devolución. En tal caso, te harás cargo de los gastos de devolución.

El producto para devolver tendrá que estar en el mismo estado que fue recibido. Es decir, sin abrir y seguir con su embalaje y caja original. En caso de devolver el producto sin su embalaje original, el producto se podrá depreciar.

El vendedor es responsable de la reparación, devolución o sustitución de los productos defectuosos. Por tanto, si no quedes satisfecho con la calidad de los productos entregados por un vendedor y quieres pedir un reembolso, reducción proporcional del precio o cualquier otro tipo de compensación, deberás contactar directamente con el vendedor que te vendió el producto intentando llegar a un acuerdo. Esta mediación no asegura el reembolso o compensación de ningún producto.

Conforme a lo dispuesto en la legislación vigente, tu derecho de desistimiento no será aplicable a los pedidos que se refieran a: (i) el suministro de productos alimentarios que puedan deteriorarse o caducar con rapidez; (ii) el suministro de bienes precintados que no sean aptos para ser devueltos por razones de protección de la salud o de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega.